LA COFRADÍA
 
Presentación
Localización
Estatutos
Cofrades
Únete a la cofradía
Patrocinadores / Colaboradores
 
EL BONITO
 
El bonito
Como se pesca
Recetas
 
EVENTOS
 
Eventos anteriores
Próximos eventos
 
GALERÍA FOTOGRÁFICA
 
CONTACTO
 
ENLACES
 
 
img/imagenes/elbonito/elbonito02.jpg img/imagenes/elbonito/elbonito01.jpg img/imagenes/elbonito/elbonito03.jpg
El bonito pertenece a la familia de los Escómbridos, orden Perciformes. Es un pescado azul de gran calidad, de aguas templadas y tropicales, muy codiciado y pescado como alimento en la costa este del Pacífico, la zona tropical del Atlántico, la región del Mediterráneo y en torno a Australia. Emparentado con el atún y la caballa, el cuerpo del bonito tiene forma hidrodinámica y es de color azul plateado con diminutas escamas y dos aletas dorsales. La aleta dorsal trasera y la aleta anal van seguidas de varias aletas pequeñas. Puede pesar hasta 10 Kg. y alcanzar una longitud de más del m.
Contiene alrededor de un 6% de grasa, sobre todo insaturada (67% del total). En su composición destaca el contenido de ácido linoleico, ácidos grasos omega 3 y ácido oleico. Al igual que el resto de pescados, aporta cantidades insignificantes de hidratos de carbono, pero muy importantes de proteínas de alto valor biológico (21%). De su aporte en minerales destaca el yodo, el hierro, el flúor, el fósforo y el magnesio. Es buena fuente de Niacina, vitamina B2, y en menor medida de vitamina B1. Las vitaminas solubles en grasa, A y D, están presentes en las zonas más grasas, vísceras (hígado, principalmente) y músculo.
El bonito es un producto estacional que sólo se captura durante los meses de verano. La denominada "Campaña Costera del Bonito" sale a la mar desde el mes de Junio hasta el mes de Septiembre en busca del mejor Bonito del Norte. Como se trata de un pescado de temporada capturado con artes tradicionales se garantiza su extraordinaria calidad y frescura. La flota pesquera sale de la marina lucense cada año siguiendo las mareas vivas, que duran un periodo de entre 10 y 14 días dependiendo de la distancia que recorran los barcos. La flota al completo sigue al mismo banco de peces, lo que hace que todos los pesqueros faenen juntos. Una vez que se ha localizado el banco de bonitos (por satélite), se colocan los postes con argollas y los carretes de pesca que permiten lanzar al mar los hilos con los anzuelos. Como el bonito es un pez muy voraz hace falta estar continuamente recogiendo los ejemplares que han picado y volviendo a lanzar los anzuelos para recoger más. Después de subir el pescado a bordo, se almacena en las bodegas durante el viaje de regreso a puerto.
Su jugosa carne permite mil y una maneras de cocinarlo: frito, a la plancha, al horno, cocido en marmitako, condimentado con especias, en salsa, e incluso, usarlo como ingrediente de ensaladas, para el relleno de verduras como el tomate o el aguacate.
.: Desarrollado por bissho.com :.